Festividad de la Virgen Peregrina

Y finalmente llegó el día, ese que todos los cofrades esperamos con ansia todo el año, el día de rendir tributo a Nuestra Señora del Refugio la Divina Peregrina.


Este año por la situación de emergencia sanitaria mundial se tuvo que modificar el que habría sido el programa original. La ausencia más dolorosa tuvo que ver con la renuncia a la procesión que ponía todos los años el broche a los actos organizados por la cofradía.

Pero aún con todo las cuatro eucaristías celebradas de manera excepcional se pudieron llevar a cabo sin incidencias, siempre eso si con las debidas medidas higiene y control de acceso durante todo el día.


La misa Pontifical de las 12 del mediodía fue presidida por el Excmo. y Rvdmo arzobispo de Santiago que puso en su boca las palabras que cualquier devoto le pediría a la Virgen Peregrina.

En los tiempos actuales todas nuestras oraciones están destinadas a la protección de nuestras familias sin olvidarnos de todos aquellos que conllevan estos duros momentos en soledad, o han visto su situación económica y laboral gravemente perjudicada.


Llegados a este punto queremos agradecer la buena predisposición de todos los asistentes ante las exigentes medidas sanitarias que nos hemos visto obligados a imponer.


Que la Virgen Peregrina sea el amparo y refugio de nuestras intenciones en estos duros momentos, ¡viva la Virgen Peregrina!