Así suenan las campanas de la Peregrina

El pasado 12 de abril no fue un domingo cualquiera para la vida de los cristianos, sino el día más grande donde celebramos el triunfo de la vida sobre la muerte.

Es un día tradicionalmente festivo con el que todos juntos poníamos el sello a una siempre emotiva Semana Santa en nuestra ciudad.

Pero este 2020 será recordado porque esa unión no fue presencial sino espiritual, todos en nuestras casas oramos y celebramos la Pascua de Resurrección.

Y como muestra de esa unión el sonido de las campanas de nuestro Santuario. Estas retumbaron por las desiertas calles de una ciudad de Pontevedra que luchaba unida contra la propagación de esta pandemia.

Muy pronto con la ayuda de Dios saldremos de esta y podremos volver a abrazarnos todos.